7 de septiembre: Día del trabajador metalúrgico en Argentina ¿Por qué se celebra hoy?

7 de septiembre: Día del trabajador metalúrgico
La fecha se eligió en honor al nacimiento de un grandioso militar y sacerdote franciscano: Fray Luis Beltrán
Apasionado por las ciencias, volcó su afán en toda clase de oficios (dibujante, bordador, carpintero, relojero, pirotécnico, físico, químico, herrero, médico). Además fue un militar aguerrido y sumamente valeroso.

En 1812 se sumó a la lucha por la Independencia y entró como Capellán del ejército chileno. Participó en la batalla de Rancagua del 2 de Octubre de 1814, en la que los patriotas chilenos fueron derrotados. Fray Luis Beltrán formó parte de la masiva emigración de los independentistas hacia Mendoza. En esta tierra los socorrió el Gral. José de San Martín que por recomendación de O’Higgins, lo puso a cargo del parque y la maestranza del Ejército de los Andes.

En su taller se fabricó todo lo necesario para el Ejército Patriota, lo que no existía era inventado por este verdadero genio. “Si los cañones tienen que tener alas, las tendrán”, le dijo Beltrán a San Martín. Para lograrlo utilizó todo lo que tuvo a mano, recolectando por todo Cuyo, rejas, herrajes, todo tipo de utensilios metálicos, hasta las campanas de las iglesias. Se ganó diversos apodos “Vulcano con sotana”, el “Arquímedes de la Patria” o el “Artesano del cruce”.

Un episodio da noción de la grandeza de este héroe. El 19 de marzo de 1818 sufrimos la derrota de Cancha Rayada, donde perdimos todo a manos de los realistas. Ese desastre causó honda conmoción entre los patriotas.

En esos momentos tan duros y difíciles aparecen los grandes, los distintos, los que la historia debe honrar: Durante la reunión del Estado Mayor que presidía el General San Martín se escuchó claramente la vos algo desagradable y muy áspera del valiente fraile “Perdimos una batalla, pero no la guerra. Tengo en mis depósitos municiones y armas suficientes para que en pocos días podamos transformar esta derrota en victoria”. Lo dijo seguro, y convincente, pero no era verdad.

En ese mismo momento, el fraile comenzó a reconstruir todo lo perdido. Fue una tarea titánica. En poco más de dos semanas logró su objetivo. Gracias al genio de este hombre y quienes trabajaron con él, el Ejército aliado se alzó victorioso el 5 de Abril de 1818 en la Batalla de Maipú, sellando de este modo la independencia de Chile.

La historia ha reconocido a Fray Luis Beltrán como “El Primer Metalúrgico Argentino”, por su enorme su valor, por su tarea incansable al servicio de la patria. Los metalúrgicos estamos orgullosos de honrar a tan admirable representante de nuestra profesión.

ref. soldadores argentinos

Angel Antonio Uriarte

WELDING FROM PERÚ-comunidad

About the Author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may also like these